viernes, 3 de mayo de 2013

Alphabeat - Fascination

"The word is on your lips, say the word: Fas-ci-na-tion!"

Cuando eres adolescente y estás dentro del armario es imposible ir diciendo públicamente que te gustan temas pop como este de la misma manera que no puedes decir que a ti lo que te gusta es un buen empotrador hetero con pelo en pecho en vez de una conejita Playboy de pelo oxigenado. No es lo que se supone que te debería gustar si eres "un hombre de verdad" (sic).

Y esta es mi teoría en la que abrazar el pop tiene que ver mucho con salir del armario: no es que a los gays nos gusten las divas pop tipo Madonna, Kylie, Bananarama, Lady GaGa,... es que los los hombres heteros no se atreven a reconocer que les gusta y/o ni siquiera se plantean la posibilidad de que les pudiera gustar. Igualito, igualito que les pasa con practicar el sexo con otro hombre. Igualito.

Para un gay, una vez salido del armario, admitir que le gusta el pop más fresco, divertido y bailongo o de tal o cual artista, es lo menos traumático con lo que se deba enfrentar en la vida.

Alphabeat son un claro ejemplo de ese estilo de pop y me sorprendería encontrar a un "hombre de verdad" declarándose fan de grupos como este... aunque a escondidas, sin que nadie se entere, como en la cama, disfrutara como nadie con él.

Su descubrimiento a mi ya me pilló muy salido del armario. Sexual y musicalmente. Así que se podría decir que fue amor a la primera escucha. Mi memoria es tan poco fiable como el guardado automático del Word, pero yo juraría que estaba en mi zulo en mi piso compartido de Prícipe Pío y Last.fm me sugirió este tema y así fue como acabé descubriendo a los daneses Alphabeat, el último de "mis grupos favoritos" en añadirse a la lista.  De ahí a escucharlo hasta la saciedad con repeats incesantes de todos sus temas y compartirlo con gente como Proudstar al que sabía desde el principio que le iba a encantar.

Spotify

Deezer

Youtube


Publicar un comentario